Pacientes emprendedores

Cuando el millonario Jay M. Tenenbaum fue diagnosticado con un melanoma hizo algo poco usual, creó la empresa biotecnológica virtual CollabRx.

Con 2 millones de dólares de su bolsillo y otros 3 millones que ayudó a recaudar, CollabRx pone en contacto a investigadores, médicos y farmacológos para que trabajen juntos como si fueran una empresa. Cada uno desde su centro de investigación, dedican sus esfuerzos conjuntos a la cura de alguna enfermedad.

Pero esta no es la única iniciativa promovida y patrocinada por pacientes. La Myelin Repair Foundation ya ha proporcionado a un grupo de científicos 13 millones de dólares para que desarrollen varios medicamentos. Por otro lado, la Cystic Fibrosis Foundation, con 75 millones de dólares ha conseguido que se siga trabajando en medicamentos que parecen prometedores en los ensayos clínicos iniciales pero que a las empresas no parecían interesarles.

Y es que cuando nos quejamos de la maldad de las empresas farmacéuticas, nos olvidamos que nosotros también podemos hacer algo para luchar contra las enfermedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada