Premio Lasker de investigación médica básica 2008

Esta mañana en el laboratorio no hay mucho ambiente de trabajo. Ayer por la tarde recibimos la noticia de que habían concedido el Premio Lasker de investigación médica básica 2008 a un compañero del centro: Victor Ambros. Ahora mismo tenemos más ganas de celebrar que de trabajar.

El considerado premio Nobel estadounidense, ha galardonado a los descubridores del microARN, unas moléculas muy cortas de ARN de cadena sencilla fundamentales en la regulación de la expresión de los genes. A parte de a Victor Ambros, a Gary Ruvkun y David Baulcombe.

Aunque la celebración oficial será el día 26 de septiembre en Nueva York, nosotros lo vamos a celebrar esta tarde. Intentaré ir actualizando este artículo en ¡Cuánta Ciencia! para que os hagáis una idea de cómo vivimos los premios los científicos...

Engañar al cáncer

Eso es lo que parecen haber conseguido los científicos dirigidos por Paul Wender. Y es que de alguna forma hay que defenderse de las células cancerígenas que, al igual que hacen las bacterias, evolucionan y se hacen resistentes a los medicamentos que utilizamos contra ellas.


Aunque parezca sorprendente, hace tiempo que se considera a las células cancerígenas como un ente que evoluciona y se adapta a su medio ambiente. En este caso, que sobrevivan y se adapten a los fármacos no es nada beneficioso. De hecho, el taxol, uno de los medicamentos más utilizados contra el cáncer es cada vez menos efectivo. La razón es que las células producen una proteína que lo expulsa de la célula y allí fuera no es nada útil para el paciente.

Para luchar contra esto, lo que han hecho ha sido modificar la estructura química del taxol. Esta nueva versión sigue matando a las células, pero a la proteína encargada de sacarla de la célula le parece algo totalmente distinto y la deja en el interior de la célula.

La pregunta era si este truco funcionaría en ratones. Y parece que si. Para luchar contra tumores resistentes al taxol es bastante más efectivo que el original. Ahora sólo queda esperar que se hagan los ensayos necesarios para ver si sirve para curar a las personas.

150 años de evolución

Tal día como hoy, hace exactamente 150 años, en la revista científica Proceedings of the Linnean Society of London fueron publicados tres artículos que cambiarían para siempre nuestro modo de ver el mundo. De la misma manera que Copérnico hiciera al quitar a la Tierra del centro del Universo, los trabajos de Charles Darwin y Alfred Russell Wallace quitaban al hombre como centro de la naturaleza.

Hacía unos meses, en junio de 1.858, Charles Darwin había recibido una carta enviada en Febrero desde las Islas Molucas por el joven naturalista Alfred Russell Wallace. En ella se incluía un ensayo titulado On the Tendency of Varieties to depart indefinitely from the Original Type. Es decir, defendía que a lo largo del tiempo las especies iban cambiando y siendo cada vez menos parecidas a la especie original de la que proceden.

Como podemos imaginar, esto no era una novedad para Darwin e ideas parecidas se habían discutido ya con anterioridad. De hecho, ambos habían hablado hace tiempo sobre una ley que regula la creación de nuevas especies.

Pero la principal novedad de Wallace era la existencia de un principio de la naturaleza que provocaba que la evolución ocurriera. Sin embargo, ante la ausencia de un mecanismo que lo explicara, los científicos de la época se seguían mostrando incrédulos. De todas maneras, Wallace sugiere la participación de la lucha por la supervivencia en esta evolución. Como él mismo indicaría, vivirán más sólo aquellos mejor capacitados para obtener comida de forma habitual y de evitar a sus numerosos enemigos.

Vamos, que lo único que le faltó a Wallace fue el nombre que le puso Darwin, la selección natural... Y es que el mismo Darwin comentó que el artículo de Wallace era el mejor resumen que se podía haber hecho del manuscrito que él había escrito en 1.842, El origen de las especies mediante la selección natural.

Para evitar suspicacias, se decidió que ambos publicaran sus ideas en el mismo número de la revista. De esta manera, los dos serían recordados como los que propusieron la existencia de la selección natural.

Sin embargo, no se le daría apenas relevancia hasta que al año siguiente Darwin publicara su ya famoso libro y, en palabras del propio Wallace, diera al mundo una nueva ciencia.

Cómo viaja la gripe

Ahora en verano, nadie se acuerda de la gripe. Pero dentro dentro de unos meses, con el frío del invierno, el virus causante empezará a esparcirse por todo el hemisferio norte. Los investigadores quieren saber dónde está el virus cuando no hay casos de gripe y dónde empezará todo, un dato necesario para detener cualquier epidemia.

Hasta ahora no se sabía dónde se escondía el virus. Y para descubrirlo, los científicos han tenido que investigar desde 2.002 hasta 2.007 el recorrido de una de las principales variantes de este virus.

Analizando los genes de unas 13.000 muestras de todos los continentes, y comparando sus resultados con los datos de la Organización Mundial de la Salud, creen conocer las idas y venidas del virus de la gripe.

Como podemos ver en la imagen que hemos elaborado, la gripe, antes de esparcirse por todo el mundo, circula en la zona este y sureste de Asia. Si ocurriera lo mismo con las otras variedades, vigilando sólo esta zona de Asia se podría seleccionar con acierto la vacuna que vamos a necesitar en el resto del mundo.

Concurso de fotografía

Con Motivo de La Noche de los Investigadores, la AGAUR ha convocado el concurso de fotografía ¿Cómo es un científico?.

Para participar tan sólo hay que plasmar en una fotografía la idea que se tenga de cómo es científico y seguir los siguientes pasos:

Descargarse el impreso de solicitud.
Rellenar y firmar el impreso.
Presentar el impreso en un sobre cerrado que indique “Ref. Concurs Fotografia Nit de la Recerca 2008” en las oficinas de la AGAUR, en las oficinas de correos, en los ayuntamientos o en cualquier otro registro oficial del gobierno central y de la Generalitat de Catalunya.
Enviar la fotografía en formato digital a: RN08@agaur.gencat.cat (el nombre del archivo debe tener el siguiente formato: APELLIDO1_APELLIDO2_NOMBRE_RN08)
El plazo de presentación de las fotografías finaliza el 14 de agosto de 2008.

Los premios (una cámara réflex digital, un reproductor de MP3 y un marco de fotos digital) se otorgarán el 26 de septiembre, durante los actos de la Noche de los Investigadores, en cada una de las tres sedes donde se celebrará este acontecimiento.

Más sobre la tabla de multiplicar del nueve

Para la colección de curiosidades matemáticas:

9 x 9 + 7 = 88
98 x 9 + 6 = 888
987 x 9 + 5 = 8888
9876 x 9 + 4 = 88888
98765 x 9 + 3 = 888888
987654 x 9 + 2 = 8888888
9876543 x 9 + 1 = 88888888
98765432 x 9 + 0 = 888888888

¿Es científico el dopaje?

Siempre me ha hecho gracia que Juan Mora llame druidas a los médicos que dopan a los deportistas. En el fondo tiene toda la razón, ya que hay muy pocos trabajos científicos que estudien la eficacia de este tipo de sustancias en el rendimiento de los atletas. Y debido a esto, se convierten en verdaderos conejillos de indias.

Se conoce la efectividad de las anfetaminas o los esteroides por estudios realizados hace ya bastantes años. Sin embargo, decenas de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje, no pasarían el tipo de pruebas que se le exige a cualquier medicamento. Bueno, no es que no pasaran la prueba, es que nunca se ha hecho un estudio lo suficientemente serio y con rigor.

De todas maneras, aunque muchos de ellos puedan ser inútiles para ayudar al deportista, están prohibidos por que se sospecha que los utilizan y quitarlos de la lista sería autorizarlos. De hecho, por muy prohibidos que estén, se cree que el uso de corticosteroides y narcóticos no benefician en nada al deportista . Todos recordamos el positivo de Maradona por cocaína y no creo que nadie pensara que eso le ayudaba a jugar mejor al fútbol.

Entonces, ¿por qué no tomar una actitud más científica y hacer esos estudios? Bueno, espero que ningún comité de ética en su sano juicio autorice nunca la administración a nadie de cócteles como los que han llegado a tomar algunos ciclistas: estricnina, coñac y cocaína. Otro ejemplo sería el uso de insulina. Se rumorea que se está utilizando, pero todos los médicos saben que la bajada en los niveles de azúcar que produce puede ser mortal. ¿Participaría usted como voluntario en ese estudio?

La Noche de los Investigadores

El próximo 26 de septiembre tendrá lugar en toda Europa la Noche de los Investigadores, un acontecimiento que se celebrará en 30 países y más de 150 ciudades europeas, entre las cuales se encuentran Gerona, Murcia y Sabadell.

El objetivo principal de la Noche de los Investigadores es divulgar la ciencia y dar a conocer a la sociedad la figura de los investigadores. Para ello, se realizarán toda una serie de actividades para acercar al público en general la vertiente más divertida, recreativa y participativa de la Ciencia.

La verdadera tabla del nueve

Otra curiosidad matemática:

1 x 9 + 2 = 11
12 x 9 + 3 = 111
123 x 9 + 4 = 1111
1234 x 9 + 5 = 11111
12345 x 9 + 6 = 111111
123456 x 9 + 7 = 1111111
1234567 x 9 + 8 = 11111111
12345678 x 9 + 9 = 111111111
123456789 x 9 + 10= 1111111111

Fumar daña la memoria

Buscando información científica sobre la pérdida de memoria, he encontrado un estudio muy curioso en el que indican que fumar daña la memoria. Pero no sólo eso, también parece que causa una pérdida en la capacidad de deducción.

Para llegar a estas conclusiones, los autores siguieron durante 17 años a un grupo de 5.000 adultos. Cuando les hacían recordar cosas o les sometían a pruebas de razonamiento deductivo y vocabulario, los fumadores siempre obtenían los peores resultados.

Al analizar en profundidad sus datos, también observaron que los fumadores tenían más posibilidades de padecer deterioro mental y que el tabaquismo en personas de edad media (entre 35 y 55 años) estaba relacionado con problemas de demencia.

De todas maneras, no han sido capaces de establecer el mecanismo por el que esto ocurre. Por ello, todavía no se sabe cuál es la causa y cuál el efecto. Por ejemplo, en este mismo estudio se asocia a los ex-fumadores con la tendencia a adquirir hábitos saludables como beber menos, hacer más deporte o comer frutas y verduras. Sin embargo, queda la duda de que sea lo contrario: que las personas con estilos de vida saludable decidan dejar de fumar...

Pacientes emprendedores

Cuando el millonario Jay M. Tenenbaum fue diagnosticado con un melanoma hizo algo poco usual, creó la empresa biotecnológica virtual CollabRx.

Con 2 millones de dólares de su bolsillo y otros 3 millones que ayudó a recaudar, CollabRx pone en contacto a investigadores, médicos y farmacológos para que trabajen juntos como si fueran una empresa. Cada uno desde su centro de investigación, dedican sus esfuerzos conjuntos a la cura de alguna enfermedad.

Pero esta no es la única iniciativa promovida y patrocinada por pacientes. La Myelin Repair Foundation ya ha proporcionado a un grupo de científicos 13 millones de dólares para que desarrollen varios medicamentos. Por otro lado, la Cystic Fibrosis Foundation, con 75 millones de dólares ha conseguido que se siga trabajando en medicamentos que parecen prometedores en los ensayos clínicos iniciales pero que a las empresas no parecían interesarles.

Y es que cuando nos quejamos de la maldad de las empresas farmacéuticas, nos olvidamos que nosotros también podemos hacer algo para luchar contra las enfermedades.

Premio México de Ciencia y Tecnología 2008

El Gobierno de México convoca a las instituciones científicas y tecnológicas de Centroamérica, Sudamérica, el Caribe, España y Portugal para que presenten candidatos al Premio México de Ciencia y Tecnología correspondiente al 2008.

Será concedido a una persona de reconocido prestigio profesional, que haya contribuido de manera significativa al conocimiento científico universal, al avance tecnológico o al desarrollo de las ciencias sociales, que se haya distinguido por el impacto internacional de sus contribuciones, por haber formado escuela, por sus aportaciones en la formación de recursos humanos, y porque dicha labor se haya realizado, fundamentalmente, en uno o más países de la región que abarca la convocatoria.

El candidato deberá ser propuesto por una institución de carácter científico y/o académico. No se tomarán en cuenta las postulaciones personales.

El plazo para la recepción de candidaturas y de la documentación correspondiente vence el día 31 de octubre de 2008.

De ratones y hombres

Cuando se identifica algún gen relacionado con una enfermedad, los científicos nos ponemos como locos a desarrollar modelos animales. Para aprender su función, lo más habitual es generar ratones que no contienen ese gen y ver qué pasa. También podemos crear ratones con alguna mutación en ese gen para estudiar a fondo cómo se produce la enfermedad. Aunque los animales funcionamos a nivel bioquímico más o menos igual, esto no es siempre cierto y a veces nos llevamos sorpresas.

Un buen ejemplo son los resultados tanto el grupo de Kevin Campbell como el de Isabelle Richard. Y es que según sus resultados, una mutación que en humanos causa distrofia muscular, en ratones es aparentemente inocua. Y piensan que se debe a que la existencia de proteínas defectuosas no crea apenas problemas en las células de los ratones.

Por otro lado, Ben-Yang Liao y Jianzhi Zhang parecen estar bastante de acuerdo. Estudiando diversas bases de datos se dieron cuenta de que existen unos 120 genes que son esenciales para la supervivencia de las personas. Pues bien, 27 de ellos no lo son para los ratones, no les pasa nada si no los tienen. Curiosamente, cuando estudiaron esos genes en detalle, se dieron cuenta de que hay un gran número de ellos que se encargan de eliminar proteínas defectuosas. ¿Será que a los humanos nos afecta más que a los ratones la “basura” en nuestras células?

Referencias:
Kobuke, K., Piccolo, F., Garringer, K., Moore, S., Sweezer, E., Yang, B., & Campbell, K. (2008). A common disease-associated missense mutation in alpha-sarcoglycan fails to cause muscular dystrophy in mice Human Molecular Genetics, 17 (9), 1201-1213 DOI: 10.1093/hmg/ddn009
Bartoli, M., Gicquel, E., Barrault, L., Soheili, T., Malissen, M., Malissen, B., Vincent-Lacaze, N., Perez, N., Udd, B., Danos, O., & Richard, I. (2008). Mannosidase I inhibition rescues the human -sarcoglycan R77C recurrent mutation Human Molecular Genetics, 17 (9), 1214-1221 DOI: 10.1093/hmg/ddn029
Liao, B., & Zhang, J. (2008). Null mutations in human and mouse orthologs frequently result in different phenotypes Proceedings of the National Academy of Sciences, 105 (19), 6987-6992 DOI: 10.1073/pnas.0800387105

ARN de interferencia contra el SIDA

Cuando en 1998 Craig Mello y Andrew Fire descubrieron el ARN de interferencia, toda la comunidad científica se empezó a entusiasmar. Y no sólo por el descubrimiento de algo totalmente nuevo, si no por la aplicación tan interesante que suponía: bloquear la expresión de los genes que se quisiera de una forma fácil y barata.

En California, John Rossi prestó especial atención. Llevaba toda su vida científica intentando usar el ARN para luchar contra las enfermedades y esta era la herramienta que necesitaba. Así, en 2.002, su grupo fue el primero en bloquear la expresión de una proteína del virus del SIDA usando el ARN de interferencia. El resultado: una tremenda reducción de la multiplicación del virus.

De todas maneras, el virus del SIDA es famoso por su gran capacidad de mutar y evolucionar rápidamente, por lo que no fue hasta 2.005 cuando dieron con la solución. Comprobaron que podían limitar enormemente la multiplicación del virus durante largos periodos de tiempo si reducían la expresión de varias de sus proteínas esenciales. Es algo así como las diferentes pastillas que tienen que tomar en la actualidad los enfermos de SIDA.

Pero una cosa son los experimentos en el laboratorio con células de la sangre y otra es lo que pasa en un organismo. Hasta 2.007 no fueron capaces de perfeccionar el sistema para que, a la vez que efectivo, no fuera tóxico para los ratones. Con estos y muchos más datos, en mayo de 2.007 la agencia estadounidense del medicamento autorizó probar su estrategia en enfermos. Era la primera vez que se autorizaban unos ensayos clínicos basados en el ARN de interferencia.

Pero no iba a ser fácil. Para empezar, tardaron casi un año en producir el material suficiente para tratar a 6 pacientes. Así, hasta febrero de este año no consiguieron su primer voluntario, y el segundo no apareció hasta marzo.

Tres de los tratamientos han fallado y dos de los pacientes se han arrepentido y han dejado el tratamiento. A día de hoy, sólo queda un paciente en el que parece que el tratamiento va funcionando.

Como podéis ver, la Ciencia avanza paso a paso, aunque más lenta de lo que quisiéramos todos.

Introducción a la Investigación Científica

En España, la Dirección General de Universidades ha convocado el VII Certamen Universitario Arquímedes de Introducción a la Investigación Científica, para jóvenes estudiantes de Segundo Ciclo matriculados en alguna universidad española. El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 7 de julio de 2008.

Como novedad con respecto a la convocatoria anterior, se ha creado un nuevo premio de 30.000 € para la Institución o Departamento que mayor número de proyectos sean seleccionados para la fase final.

¿Causan autismo las vacunas?

Desde hace tiempo existen noticias de que las vacunas causan autismo. Si fuera verdad, sería algo muy preocupante pero, ¿es esto cierto?

Cuando Hannah Poling apenas tenía 19 meses recibió, como toda hija de vecino, una larga serie de vacunas: contra la difteria, el tétanos, la varicela, la polio, la meningitis, la rubeola, las paperas y el sarampión. Hasta ese momento era una niña juguetona, alegre y muy sociable. Sin embargo, dos días después, además de fiebre, estaba apática y muy alterada. A los diez días presentaba la irritación en la piel típica de la reacción a la vacuna de la varicela.

Su desarrollo neurológico y psicológico se fue quedando muy retrasado y meses después, los médicos diagnosticaron una encefalopatía causada por la falta de una proteína en sus mitocondrias. Los síntomas que presentaba coinciden con los del autismo: no habla correctamente, tiene problemas a la hora de comunicarse con los demás y su comportamiento no es normal. El tiempo de aparición de estos síntomas es habitual en este tipo de encefalopatías, pero también es lógico que los padres lo achacaran a las vacunas. De hecho, denunciaron al Department of Health and Human Services (algo así como el Ministerio de Sanidad de los Estados Unidos) y ganaron el caso.

Durante muchos años, las autoridades sanitarias han negado que las vacunas causen autismo, pero ahora la sentencia indicaba lo contrario. ¡Y todo esto estaba siendo aireado ante los millones de telespectadores de la CNN!

Durante la vista del llamado caso Poling, se presentó la hipótesis de que al vacunar contra demasiadas enfermedades, el sistema inmunitario se debilita y que ello pudo acelerar la aparición del autismo en Hannah. Sin embargo, los datos científicos que existen muestran que esto no es así, y que la defensa contra las infecciones de los vacunados funciona de manera similar a la de los no vacunados.

Así, ante la falta de evidencias científicas, parece claro que las vacunas, no sólo no causan autismo, si no que salvan vidas.

La función de los priones

Los priones causan lo que todos conocemos como la enfermedad de las vacas locas. Son unas proteínas transmisibles que se encuentran principalmente en las neuronas. Se sabe que cuando están alteradas provocan la enfermedad, pero no se sabe qué hacen cuando funcionan correctamente.

El equipo de Gerald Zamponi cree tener la respuesta: su función sería la de calmar a las células nerviosas, impidiendo que se estimulen de manera exagerada. Como no se conocía su función, decidieron crear un ratón que careciera del prión. Examinado al ratón, darían con la función de esta proteína.

En condiciones normales, estos ratones están perfectamente sanos. Sin embargo, parece que no tienen tanta memoria como los normales y que si el riego sanguíneo se veía dificultado, los daños que sufre el cerebro son mayores de lo normal. Todas estas funciones están reguladas por un mismo tipo de proteínas que se encuentran en la superficie de las neuronas. Así que decidieron estudiar a fondo las neuronas de los ratones sin priones.

Estudiando individualmente las neuronas, vieron que ante el mismo estímulo, las neuronas sin la proteína del prión respondían de forma exagerada. Tan exagerada que en algunas ocasiones les causaba la muerte.

Basándose en estos datos, los investigadores creen que la función de los priones es suavizar las respuestas de las neuronas para evitar el daño que les causaría estar activas demasiado tiempo. De este modo, tanto la falta de estas proteínas, como su funcionamiento incorrecto, causarían la perdida de su función protectora. Esto último, sería parte del motivo por el que, en la enfermedad de las vacas locas, las neuronas de los pacientes mueren. Y con ellas, los propios enfermos.

Viendo la evolución

Los creacionistas clásicos suelen decir que nunca se ha visto la evolución de ninguna especie. Aunque ya hemos comentado que no es del todo cierto, hoy me gustaría contaros cómo ha evolucionado un tipo de lagartijas en los últimos 37 años.

El experimento empezó allá por 1971 cuando un grupo de científicos trasladó 5 hembras y 5 machos de Lagartija italiana (Podarcis sicula) de una isla del mar Adriático (Pod Kopište) a otra (Pod Mrčaru). Entre unas cosas y otras, no les volvieron a hacer caso y 36 años después, Anthony Herrel, junto a otros biólogos, volvió a la isla a ver las lagartijas.

En la isla Pod Kopište, las lagartijas eran como lo habían sido siempre: pequeñas, rápidas, comían insectos y los machos luchaban por controlar sus territorios. Sin embargo, en la otra isla les esperaba una sorpresa.

Las lagartijas de Pod Mrčaru además de insectos, comían hojas, principalmente en primavera y verano, cuando podían llegar a suponer el 61% de su dieta. Era un cambio muy brusco para sólo 30 generaciones, así que tuvieron que analizar el ADN para estar seguros de que se trataba de la misma especie de lagartijas. Y lo era, a pesar de que ya no se peleaban por sus territorios.

Pero no acaba todo ahí, este cambio de comportamiento iba acompañado de cambios físicos. El cráneo es más ancho y más largo. Esto hace que sus mordiscos sean más fuertes, algo que no viene nada mal si en vez de blandos mosquitos te alimentas ahora de duras hojas. Además, sus patas son más cortas que las “originales” y son, por tanto, más lentas. No parece una gran desventaja si ya no te decidas a correr detrás de otros bichitos…

Pero el cambio más sorprendente estaba en el intestino de las “nuevas” lagartijas. Tienen unas válvulas que crean una especie de ciego en el que se acumula la hierba. Al igual que otros herbívoros, esto les permite acumular la celulosa de las plantas el tiempo suficiente para que sea digerida por las bacterias intestinales.

De una forma bastante rápida se han producido una serie de cambios tanto cuantitativos (cráneo mas grande) como cualitativos (aparición de las válvulas cecales) que han permitido adaptarse a estas lagartijas a un nuevo modo de vida (herbívoro). El nombre científico de este fenómeno no es otro que el de EVOLUCIÓN.

A modo de primicia, os dejamos una foto de estas nuevas lagartijas que nos ha enviado Katleen Huyghe, una de las autoras del estudio.

Aproximación bíblica de Pi

Ayer leí en Gaussianos la aproximación que se hace en la Biblia (Reyes I, 7,23) del número Pi. Como su entrada es un poco escueta, he decidido desarrollarla un poco más.Escrito aproximadamente en el año 950 antes de Cristo, la cita dice así:

Hizo luego un mar de metal fundido, de diez codos de borde a borde; era perfectamente redondo, de cinco codos de altura, y un hilo de treinta codos ceñíale alrededor.

Como sabemos que Pi se obtiene tras dividir la longitud de la circunferencia (30 codos) entre su diámetro (10 codos), obtendríamos un valor de 3. No son el millón de decimales que podemos encontrar diversas páginas web, pero para ser tan antiguo no está mal del todo.

De todas maneras en esa época ya existían mejores aproximaciones. Unos 650 o 700 años antes, los babilonios calcularon 3,125 y los egipcios 3,1605. No sería hasta el 250 antes de Cristo cuando Arquímedes calculara el famoso 3,14163.